Antiguo Testamento

脥ndice

1 Panorama hist贸rico-liter谩rio

2 Panorama teol贸gico-literario

2.1 Muchas teolog铆as en el Antiguo Testamento

2.2 Dos Antiguos Testamentos

2.3 Actual divisi贸n de los libros del Antiguo Testamento

3 Tor谩 o Pentateuco

4 Libros hist贸ricos

4.1 Obra hist贸rica deuteronomista y libro de Ruth

4.2 Obra hist贸rica del Cronista

4.3 Novelas edificantes y libros de aventura

5 Libros sapienciales y libros po茅ticos

6 Libros prof茅ticos

6.1 Profetas no-escritores y profetas escritores

6.2 Profetas mayores y profetas menores

6.3 El mensjae de los profetas

7 Aniguo Testamente y Palabra de Dios

8 Referencias Bibliogr谩ficas

1 Panorama hist贸rico-literario

Dios se revela en la historia no solamente por las palabras sino tambi茅n, y principalmente, por los hechos. Es por eso que el discurso de Dios est谩:

  1. Situado y encarnado en un tiempo y una sociedad, en un lenguaje y en una cultura
  2. Es progresivo, es decir, dispersado en el tiempo hasta encontrar su plenitud en Cristo
  3. Mantiene estrictamente unidas la historia y la Palabra, de tal forma que la Palabra de Dios hace la historia, dirigi茅ndola e interpret谩ndola

聽El Antiguo Testamento llev贸 aproximadamente mil a帽os para ser escrito. A cada nueva situaci贸n hist贸rica, los hechos del pasado y del presente son rele铆dos, reinterpretados y recontados. Por eso, es necesario puntualizar algunos acontecimientos importantes y, en este arco de tiempo, situar el proceso de formaci贸n de los libros b铆blicos. En esta l铆nea de tiempo, todas las fechas son anteriores a la era cristiana o com煤n (es a.C.).

    • 1000-931: Imperio dav铆dico-salom贸nico.
    • 931: muerte de Salom贸n.聽Separaci贸n de los dos reinos hermanos e inicio de una historia paralela: Norte (Israel o Efraim) y Sur (Jud谩).
    • 883: resurgimiento de Asiria como gran potencia militar.
    • 722 (o 721): invasi贸n de Asiria y destrucci贸n del reino Norte (Israel/Efraim).
    • 722/721-586: historia del 煤nico reino independiente, el Sur (Jud谩).
    • Gradual debilitamiento de Asiria y resurgimiento de Babilonia.
    • 640-609: reinado de Jos铆as (reforma pol铆tica y religiosa).
    • 597: primera deportaci贸n para Babilonia.
    • 586: invasi贸n de Jerusal茅n por los babil贸nicos, destrucci贸n del Templo, segunda gran deportaci贸n para Babilonia e inicio del per铆odo llamado de 鈥渆xilio鈥.
    • 586-537: exilio en Babilonia.
    • 555: inicio de la campa帽a de Ciro, rey de los medos y de los persas.
    • 539: entrada victoriosa de Ciro en Babilonia.
    • 538: edicto de Ciro, autorizando a los jud铆os deportados a retornar a Jerusal茅n.
    • 537: inicio del per铆odo de reconstrucci贸n de Jerusal茅n y del Templo.
    • 333: Alejandro el Grande conquista el Antiguo Oriente Pr贸ximo (Oriente Medio).
    • 323: muerte de Alejandro el Grande en Babilonia; divisi贸n de su imperio entre los di谩docos.
    • 167-164: Ant铆oco IV Ep铆fanes inicia un proceso de helenizaci贸n forzada.
    • Revuelta dos Macabeos: guerra, persecuci贸n y m谩rtires.
    • 63: Roma conquista 聽Oriente Medio.
    • 40-4: Reinado de Herodes el Grande.
    • 6 (隆a.C.!): Nacimiento de Jes煤s.

De todas estas fechas, la que mayor impacto tuvo en la historia y en la literatura el AT es el a帽o 586, que marca el inicio del per铆odo del exilio.

En t茅rminos de la historia civil y pol铆tica, el exilio marca el fin de la monarqu铆a y de la independencia. No solo eso, sino que tambi茅n la religi贸n se ve afectada y, en consecuencia, los textos que luego formar谩n la Sagrada Escritura.

A cada nuevo acontecimiento importante, una nueva etapa de la historia de Israel/Jud谩. Los hechos del pasado se vuelven a contar y a explicar a la luz de una nueva situaci贸n social, hist贸rica y pol铆tica, para dar sentido al presente y abrir la esperanza hacia el futuro.

Desde los tiempos del imperio dav铆dico-salom贸nico hasta los tiempos de la reconstrucci贸n post-exilio (per铆odos asirio, babil贸nico y persa) surgen y son fusionadas diversas tradiciones orales y escritas. El resultado es la obra historiogr谩fica-legislativa del Pentateuco (tambi茅n llamado Tor谩), un relato m谩s o menos linear de los or铆genes (creaci贸n, ca铆da, diluvio) de los patriarcas (Abrahan, Isaac, Jacob-Israel, Jos茅 y sus hermanos), del 茅xodo y de la traves铆a por el desierto.

Otra tradici贸n historiogr谩fica asume la tarea de narrar los eventos desde la conquista de Can谩n hasta el exilio, pasando por el per铆odo de los jueces, de la monarqu铆a unida y de los reinos divididos.

Con la consolidaci贸n de la monarqu铆a se consolida tambi茅n la profec铆a que dura hasta los a帽os de la reconstrucci贸n y tal vez m谩s all谩 de ella. No todos los profetas son conocidos por su nombre, ni todos ellos escribieron. Sin embargo, muchos de los mensajes de estos mensajeros divinos fueron conservados gracias a una intensa actividad literaria, emprendida por ellos mismos y por sus disc铆pulos.

Los cambios hist贸ricos y pol铆ticos tanto en la sociedad de Jud谩, como en el escenario internacional, llevan a una gradual desaparici贸n de la profec铆a, dejando espacio para otros dos movimientos literario-religioso de extrema importancia y vitalidad: la tradici贸n apocal铆ptica y la tradici贸n sapiencial.

La apocal铆ptica impregna ya algunos de los libros prof茅ticos can贸nicos. Pero su principal producci贸n literaria no pertenece al canon b铆blico. De forma diferente, la tradici贸n sapiencial fue ampliamente abrazada por el canon con escrituras que reflejan el sentido de la existencia humana.

Las escrituras de las diversas tradiciones po茅ticas tambi茅n fueron asumidas al canon del AT.

Igualmente tradiciones historiogr谩ficas de menor envergadura, que produjeron novelas edificantes y libros de aventuras, todos ellos reflejando los desaf铆os que las circunstancias sociales e hist贸ricas impusieron a las comunidades del pueblo de Dios, no s贸lo en Jerusal茅n, sino tambi茅n fuera de Judea/Palestina.

2 Panorama teol贸gico-literario

2.1. Muchas teolog铆as en el Antiguo Testamento

Cada uno de los libros que tenemos hoy llevaron mucho tempo para llegar a su forma actual y, en la mayor铆a de los casos no fue la obra de una sola persona. Por eso, es necesario hablar no de 鈥渢eolog铆a鈥, y s铆 de 鈥渢eolog铆as鈥 del Antiguo Testamento: la teolog铆a de la llamada 鈥渆scuela deuteronomista鈥 es diferente de la teolog铆a de un grupo normalmente llamado 鈥渏avista鈥; la teolog铆a de Job es totalmente diferente de la teolog铆a de Sir谩cida (Eclesi谩stico).

2.2. Dos Antiguos Testamentos

Un conjunto de libros que forman lo que normalmente llamamos de 鈥淎ntiguo Testamento鈥 ya estaba completo antes del a帽o 200 a.C.. Por haber sido escrito en hebreo (una m铆nima parte en arameo) es llamado de 鈥淏iblia Hebraica鈥 y consta de tres divisiones: Tor谩 (Ley), Nebi鈥櫭甿 (Profetas), Ketub卯m (Escritos). Es com煤nmente llamado de TaNaK (palabra formada por la primera letra del t铆tulo de cada parte).

Alrededor del a帽o 180 a.C., fue realizada la traducci贸n de la Biblia Hebrea al griego. Pero 茅sta no fue solamente una traducci贸n: hubo tambi茅n adaptaciones e inclusiones, tanto de las partes como de los libros enteros. La traducci贸n griega es conocida como 鈥淪etenta鈥 o 鈥淪eptuaginta鈥 y es indicada por la letras LXX (setenta en algoritmos romanos).

Por lo tanto, entre la Biblia Hebrea y la LXX hay varias diferencias m谩s all谩 de la lengua: ambiente hist贸rico, social, pol铆tico, geogr谩fico; adaptaciones y aumentos, libros nuevos en la LXX (no todos en el canon de nuestras Biblias), agrupamientos y orden de los libros.

Las biblias cat贸licas se diferencian de las biblias protestantes/evang茅licas porque, adem谩s de los libros de la Biblia Hebraica, incluyen tambi茅n algunos de los libros nuevos que fueron incorporados en LXX. Ellos son:聽 Baruc, Eclesi谩stico (Sir谩cida), Sabedur铆a, Tobias, Judith, 1 e 2 Macabeos. Tambi茅n los libros de Daniel y Ester recibieron adiciones, que est谩n presentes en las biblias cat贸licas, pero no en la biblias protestantes/evang茅licas.

Debemos finalmente recordar que la LXX contiene tambi茅n una serie de libros que no fueron asumidos por el canon cristiano cat贸lico: 3 y 4 Macabeos, Odes, Salmos de Salom贸n y 4 Esdras.

2.3. Actual divisi贸n de los libros del AT

En nuestras ediciones de la Biblia, el orden y el agrupamiento de los libros no sigue exactamente a la Biblia Hebrea ni al LXX. Sino que, con anterioridad, los libros fueron agrupados y secuenciados en funci贸n de varios criterios, tales como la importancia del libro o del bloque de libros y la cronolog铆a de los eventos narrados.

En las ediciones cristianas de la Biblia es posible distinguir los siguientes grupos:

  • Tor谩 (= Ley) o Pentateuco
  • Libros hist贸ricos
  • Libros sapienciales y libros po茅ticos
  • Libros prof茅ticos

3 Tor谩 o Pentateuco

G茅nesis, 脡xodo, Lev铆tico, N煤meros y Deuteronomio forman un complejo narrativo-legislativo. Bajo el aspecto narrativo, se relata una historia lineal: los or铆genes del mundo y de la humanidad (Gn 1鈥11), la historia de los patriarcas Abraham, Isaac y Jacobo (Gn12鈥36), la historia de Jos茅 (Gn 37鈥50), el 茅xodo de Egipto (Ex 1鈥15), la Alianza en Sina铆 y la traves铆a del desierto (Ex 16 鈥 Nm 21), campamento en Moab y los 煤ltimos eventos antes de entrar a la Tierra Prometida (Nm 22 鈥 Dt 34).

Bajo el aspecto legislativo, los cinco primeros libros de la Biblia contienen un amplio conjunto de c贸digos legislativos insertados en la narrativa linear anteriormente descripta. Se destacan: el Dec谩logo (Ex 20,2-17, reelaborado en Dt 5,6-21); el C贸digo de la Alianza (Ex 20,22鈥23,19); la Ley de la Santidad (Lv 17鈥26) y el C贸digo Deuteron贸mico (Dt 12鈥26).

Este complejo narrativo-legislativo fue madurado largamente y fue compuesto con materiales provenientes de varios grupos, ideolog铆as y 茅pocas. Desde el siglo XVIII surgieron varias opiniones sobre la formaci贸n del actual Pentateuco, sin embargo fue la teor铆a documental de Julius Wellhausen la que se impuso desde la mitad del siglo XIX. Seg煤n esta teor铆a, el texto actual del Pentateuco es el resultado de la fusi贸n de cuatro fuentes en un conjunto m谩s o menos armonioso. Estas cuatro fuentes son:

    • Javista (J): desde Gn 2,4 llama a聽 Dios de 鈥淛av茅鈥. El聽 lugar, sin dudas, es Jerusal茅n (reino Sur), pero su fecha es discutible: 驴en el siglo X a.C., durante el reinado de Salom贸n, o en el siglo VII a.C., bajo Jos铆as, o tambi茅n en el siglo VI a.C., m谩s cerca del fin de la monarqu铆a?
    • Elo铆sta (E): llama a Deus de 鈥淛av茅鈥 solamente despu茅s del Ex 3,14. Antes聽 de esto, Deus es llamado de 鈥淓lohim鈥. Entre los siglos IX y VIII a.C., en el reino Norte.
    • Sacerdotal (P, del alem谩n, Priestercodex): se preocupa principalmente con aspectos rituales. Durante el exilio en Babilonia (587-537 a.C.) y聽 poco despu茅s.

top quality medications. doxycycline 20mg price. cheapest rates, buy doxycycline monohydrate.

  • Deuteronomista (D): compone el libro del Deuteronomio como introducci贸n a la obra historiogr谩fica que viene a continuaci贸n (Obra Hist贸rica Deuteronomista). Varios estratos redactados, reflejando los diversos momentos de la historia de Israel (el per铆odo asirio, el per铆odo babil贸nico, el exilio, el per铆odo persa).

 

Cada una de ellas refleja el per铆odo hist贸rico y la ideolog铆a religiosa. Ninguna de ellas tiene la intenci贸n de escribir un relato period铆stico, y s铆 una historia teol贸gica (catequ茅tica), desde sus or铆genes hasta las v铆speras de la entrada en la Tierra Prometida.

A pesar de las cr铆ticas, revisiones y correcciones, la teor铆a documentaria de Wellhausen continu贸 soberana hasta la d茅cada de 1970, cuando sus presupuestos b谩sicos fueron fuertemente cuestionados. Desde ese entonces, se buscaron otras explicaciones para la composici贸n del Pentateuco. Fueron tres las tendencia de estas nuevas explicaciones:

    1. Rechazar totalmente la lectura diacr贸nica (m茅todo hist贸rico-cr铆tico) y, teniendo como base las teor铆as literarias recientes, asumir 煤nicamente la lectura sincr贸nica.
    2. Asumir una fecha reciente de los textos del Pentateuco y, de esta forma, eliminar las fuentes m谩s antiguas de la teor铆a documental, es decir, la Javisa e la Eloista.

Substituir el modelo de los 鈥渄ocumentos鈥 por el de las redacciones o reelaboraciones sucesivas, lo que lleva a varios modelos, muchas veces fragmentados.

No es raro que se vuelva de un modo u otro a las intuiciones de Wellhausen, a煤n que apenas sea de forma conceptual. Se habla, por ejemplo, de un 鈥淧roto-Pentateuco pre-sacerdotal鈥, de un 鈥渟acerdotal b谩sico鈥, de un 鈥淒euteronomio deuteronomista鈥, de las relecturas 鈥減ost-deuteronomistas鈥 e 鈥減ost-sacerdotales鈥. En el rastro de las lecturas sincr贸nicas, se habla de Hexateuco鈥 (de Gn a Js, de la creaci贸n a la conquista de la Tierra), as铆 como de Eneateuco (de Gn a Re, de la creaci贸n a la p茅rdida de la Tierra).

Esta multiplicidad de opiniones muestra la complejidad de la cuesti贸n sobre la formaci贸n del Pentateuco y cuan lejos estamos de un nuevo consenso sobre una explicaci贸n que, como la teor铆a documentaria cl谩sica de Wellhausen, constituya un paradigma que se imponga por su solidez y aplicabilidad.

4 Libros hist贸ricos

El t茅rmino 鈥渉ist贸rico鈥 deber铆a estar entre comillas, ya que el concepto que los autores b铆blicos ten铆an de la obra historiogr谩fica era muy diferente de lo que tenemos hoy.

4.1. La obra Hist贸rica Deuteronomista y el libro de Ruth

Josu茅, Jueces, 1-2 Samuel y 1-2 Reyes cuentan de forma lineal una historia compleja y llena de vueltas y enredos: desde la conquista de la Tierra Prometida hasta su p茅rdida. En la Biblia Hebrea estos libros son llamados 鈥淧rofetas Anteriores鈥. Se trata de una obra historiogr谩fica 鈥 la obra hist贸rica Deuteronomista (OHD) 鈥 que recoge el material de otros escritos (normalmente, registros de la corte) y tambi茅n material in茅dito.

Normalmente se habla de varias camadas de redacci贸n, fusionadas durante aproximadamente doscientos a帽os (entre 650 y 450 a.C). La autor铆a es atribuida a la llamada 鈥渆scuela deuteronomista鈥澛 o simplemente 鈥 el deuteronomista鈥. Este nombre se debe al hecho de que el libro del Deuteronomio funciona como un portal de entrada para la historia narrada que sigue y tambi茅n ofrece los criterios para juzgarla.

El per铆odo de la historia de Israel est谩 cubierto por la OHD que comienza con la confederaci贸n de las tribus (Josu茅), pasa por la conquista de la tierra (Jueces) y por la monarqu铆a unida (Samuel) y termina con la separaci贸n de los reinos y la destrucci贸n de cada uno de ellos (Reyes). Es un relato desde la perspectiva religiosa y tiene la finalidad de mostrar que la historia se va deteriorando siempre m谩s, hasta llegar al l铆mite de la infidelidad, no dejando a YHWH alternativa, excepto una cat谩strofe para castigar al pueblo y, de esta manera, purificarlo. As铆, la OHD quiere no solamente explicar por qu茅 YHWH castiga su pueblo con el exilio, sino tambi茅n puntualizar los caminos para superar la crisis y reconstruir la comunidad, de esta vez fiel a la Alianza.

De esta forma se desarrolla la historia en la OHD:

    • Deuteronomio: la sociedad ideal, seg煤n la Ley de Yhwh.
    • Josu茅: El pueblo fiel, cumplidor de la Alianza y de la Ley.
    • Jueces: Fidelidad e infidelidad se alternan en un ciclo continuo: (a) pecado; (b) castigo; (c) arrepentimiento; (d) liberaci贸n.
    • 1-2 Samuel y 1-2 Reyes: Infidelidad institucionalizada: el primero a ser infiel es el rey.

Las ediciones cristianas de la Biblia siguen a LXX e insertan el libro de Ruth entre Jueces y Samuel. Rut[1] es la bisabuela del rey David y, para preparar la entrada en escena de este gran rey de Israel, la novela que cuenta la edificante historia de Ruth es incluida antes del libro que narra el pasaje del per铆odo de los jueces para el per铆odo de la monarqu铆a.

4.2. 聽La obra Hist贸rica del Cronista

Un conjunto de cuatro libros es atribu铆do a un autor com煤nmente denominado 鈥渃ronista鈥, una vez que los dos primeros libros de su obra reciben el nombre de 鈥淐r贸nicas鈥. Estos dos textos vuelven a relatar lo que ya fue contado en los libros de la Tor谩 y de los Profetas Anteriores (Obra Hist贸rica Deuteronomista) a la luz de la nueva situaci贸n vivida por la comunidad judaica en el per铆odo del Segundo Templo. Esta relectura de la Ley y de los Profetas Anteriores termina con el decreto de Ciro autorizando la vuelta para Jerusal茅n de los jud铆os deportados en Babilonia. Un versi贸n ligeramente modificada de este decreto inicia el libro de Esdras, dando a entender que todo el relato de las Cr贸nicas funciona como un resumen que prepara los dos libros siguientes, Esdras y Neemias, que cuentan las diferentes etapas de la repatriaci贸n, de la reconstrucci贸n de los muros y del templo de Jerusal茅n, de la restauraci贸n del culto y de la reorganizaci贸n de la comunidad.

4.3. Novelas edificantes y libros de aventura

Completando la serie de libros narrativos del Antiguo Testamento, las ediciones cristianas de la Biblia presentan libros que llenan el per铆odo de tiempo que cubre la dominaci贸n persa, la dominaci贸n greco-hel茅nica y los preanuncios de la dominaci贸n romana.

El libro de Ester lleg贸 hasta nosotros en dos versiones 鈥 聽hebrea (m谩s corta) y griega (m谩s larga) 鈥 y narra la historia de una jud铆a deportada que, como un 鈥淛os茅 femenino鈥, llega al poder en Persia y su acci贸n es decisiva para salvar su pueblo.

Las biblias cat贸licas incluyen tambi茅n libros escritos en griego: Tob铆as, Judith y 1-2 Macabeos.

Tob铆as es una narraci贸n popular, una novela edificante que cuenta las peripecias de un jud铆o fiel en medio de las dificultades y peligros que ser谩n enfrentados en tierra pagana. Gracias a su rectitud 茅tica, el protagonista 鈥 Tob铆as 鈥 experimenta la acci贸n salvadora de la providencia divina.

Judith es tambi茅n una novela popular, aunque de tipo heroico: una comunidad jud铆a perseguida se debilita y pierde la esperanza. Entonces surge una viuda, Judith (鈥渓a jud铆a鈥 por excelencia), que fortalecida por su fe, arriesga la propia vida y salva su pueblo. Como una Ester de la periferia y armada con una espada, Judith encarna la confianza en las promesas de Dios y derrota al enemigo poderoso y ambicioso.

Ester, Tob铆as y Judith son, entonces, relatos ejemplares por medio de los cuales el juda铆smo transmite sus convicciones sobre la identidad del pueblo jud铆o, del comportamiento a ser asumido en las crisis y la fidelidad frente al impacto causado por el helenismo.

En esta misma l铆nea de fidelidad guerrera se presentan los libros can贸nicos de los Macabeos, con relatos de los episodios ambientados en el per铆odo de la helenizaci贸n forzada emprendida por Ant铆oco IV Epifanes (175-164 a.C.). El primer libro es un relato de h茅roes: una familia de jud铆os piadosos se niega a aceptar la imposici贸n religiosa e inicia una guerra contra los denominadores helenistas y la aristocracia judaica que hab铆a adherido al imperialismo cultural y religioso.

El segundo libro (probablemente anterior al primero) es m谩s religioso, refleja el sentimiento de los jud铆os piadosos y 聽describe los testimonios de fe de los que, aun frente a la guerra, la persecuci贸n y la muerte, no reniegan de la religi贸n jud铆a. El libro trae escenas de martirio y tambi茅n de feroces batallas. 2 Macabeos elabora una teolog铆a de la historia y tambi茅n una expl铆cita profesi贸n de fe en la inmortalidad y en la resurrecci贸n de los justos.

5 Libros sapienciales y libros po茅ticos

Los libros sapienciales propiamente dichos son cinco: Proverbios, Job, Qoh茅let (Eclesiastes), Sir谩cida (Eclesi谩stico) y Sabudur铆a. El Cantar de los Cantares y Salmos son libros po茅ticos.

La b煤squeda de la sabidur铆a y del sentido de la vida no fue un fen贸meno exclusivo del pueblo b铆blico ni iniciado por 茅l. Se trata m谩s bien de una indagaci贸n com煤n presente tambi茅n en las culturas vecinas (Egipto, Mesopotamia, Ugarit). La palabra 鈥渟abidur铆a鈥 abarca no solo los conocimientos cient铆ficos, sino tambi茅n y principalmente, la capacidad de encontrar las soluciones adecuadas para todo tipo de problema: agricultura, econom铆a, relacionamientos sociales, familia, etc.

Los libros sapienciales b铆blicos pueden ser le铆dos e interpretados sobre el pa帽o de fondo de la llamada 鈥淭eolog铆a de la Retribuci贸n鈥. Se trata de una doctrina que puede ser esquematizada de la siguiente forma:

  • justo = sabio = bendecido (rico, saludable, feliz)
  • injusto = insensato = maldito (pobre, enfermo, infeliz)

En otras palabras, 隆el que las hace, las paga!

Sin embargo, los autores b铆blicos no son un谩nimes sobre la validez de esta creencia. A la pregunta 鈥溌縧a Teolog铆a de la Retribuci贸n funciona?鈥, la respuesta encontrada en los libros sapienciales b铆blicos es:

  • Proverbios y Sir谩cida: 鈥溌铆, funciona! 隆Y la vida humana tiene sentido!鈥
  • Job y Qoh茅let: 鈥溌o, no funciona! 隆Y la vida humana no tiene sentido!鈥
  • Sabidur铆a: 鈥溌unciona, pero s贸lo en la vida despu茅s de la muerte! 隆Es el sentido de la vida humana est谩 en la felicidad extraterrena!鈥

En las ediciones cristianas de la Biblia, entre los libros sapienciales est谩n dos libros po茅ticos: Salmos y El Cantar de los Cantares.

En la Biblia Hebrea, el libro de los Salmos es denominado Tehillim, es decir, alabanzas . El t铆tulo 鈥渟almos鈥 viene de la LXX, que lo denomina Ps谩lmoi, es decir, cantos para ser ejecutados al sonido de un instrumento de cuerda, que en griego se dice psalt茅rion. Este 煤ltimo t茅rmino griego pas贸 a designar a todo el libro, como una colecci贸n de himnos, alabanzas y cantos. Sin embargo, en realidad, el libro es una colecci贸n de colecciones: 150 piezas literarias de varios tama帽os, 铆ndoles, estilos y g茅neros (s煤plicas, lamentaciones, poes铆as doctrinales, himnos y alabanzas).

El Cantar de los cantares es tambi茅n una recopilaci贸n de poes铆as o cantos de amor, en los que se concentran las diferentes fases del deseo y de la pasi贸n: la descripci贸n de la persona amada, la nostalgia, el anhelo, el placer, etc. El Cantar elabora una teolog铆a del amor humano: m谩s que un sentimiento, el amor es una realidad intr铆nsecamente buena y que se justifica a s铆 misma, que es un fin en s铆 misma. Es as铆, porque el amor humano se inspira en el amor divino y es par谩bola de 茅l, pues revela como Dios nos ama: con pasi贸n, ansiedad, alegr铆a, placer y furia.

6 Libros prof茅ticos

La palabra profeta viene del griego pro-fet茅s que significa 聽鈥渁lguien que habla en lugar del otro鈥, el portavoz. En este sentido, varios personajes son eventualmente llamados de profetas en la Biblia: Abraham, Mois茅s, David. Sin embargo, el termino es m谩s adecuadamente aplicado a los hombres y mujeres que asumen el papel de mediadores entre Dios y la raza humana.

El fen贸meno de la profec铆a no es exclusivo de Israel. En el mundo antiguo, as铆 como hoy, es f谩cilmente confundido con la capacidad de mirar el futuro y prever los acontecimientos. Pero no es 茅sta la 煤nica ni la principal actividad prof茅tica. La nomenclatura en la Biblia Hebrea es fluida y deja ver una evoluci贸n en el concepto de lo que significa actuar como mediador: vidente, visionario, hombre de Dios, profeta. Aun m谩s, se帽ala tambi茅n una evoluci贸n de los medios de comunicaci贸n: visiones, 茅xtasis, posesi贸n y trance; palabras y or谩culos.

Los profetas b铆blicos, por lo tanto, no deben ser confundidos con adivinadores del futuro. Ellos no ven el futuro, pero s铆 el presente: observando las estructuras sociales y el comportamiento individual de las personas, el profeta emite un juicio, si aquella sociedad/persona camina de acuerdo con la Ley de YHWH o no. En caso afirmativo, aquella sociedad/persona puede tener esperanzas; en caso negativo, lo que se prev茅 es la cat谩strofe.

6.1 Profetas no-escritores y profetas escritores

En t茅rminos literarios, los profetas pueden ser divididos en dos grupos: los profetas no escritores y los profetas escritores o cl谩sicos.

Como el propio nombre lo dice, el t茅rmino 鈥減rofetas no-escritores鈥 designa los profetas a los que no le fueron atribuidos libros en la Biblia. Hay una larga lista de profetas no escritores, cuya actividad est谩 principalmente descripta en los libros de Samuel y Reyes. Los m谩s importantes son El铆as y Eliseo; pero tambi茅n: Nat谩n, Gad, Aias de Silo, 聽Miqueias ben Yemla, Hulda (mujer), entre otros. Y, es claro, el propio Samuel que es calificado como 鈥 el 煤ltimo juez y el primer profeta鈥.

Los profetas escritores (o profetas cl谩sicos) constituyen el grupo m谩s famoso; sin embargo, no forman el grupo m谩s numeroso. En la Biblia Hebrea, son apenas quince libros prof茅ticos: los tres mayores (Isa铆as, Jerem铆as, Ezequiel) y los doce menores (Oseias, Joel, Am贸s, Abdias, Jonas, Miqueias, Naum, Habacuc, Sofonias, Ageu, Zacarias, Malaquias). Pero las ediciones cristianas siguen el arreglo de la Biblia Griega (LXX): despu茅s de Jerem铆as, se incluyen los libros de Lamentaciones y de Baruc; despu茅s Ezequiel, el libro de Daniel, con las adiciones griegas.

6.2 Los Profetas mayores y los profetas menores

La calificaci贸n de 鈥渕ayores鈥 y 鈥渕enores鈥 no se debe a la importancia ni al per铆odo de actuaci贸n de esos profetas. Es motivada 煤nica y exclusivamente por el tama帽o de los libros y, por eso, deber铆a ser rechazada. En lugar de 聽鈥減rofetas menores鈥, lo m谩s correcto es hablar de 鈥渆l libro de los Doce Profetas鈥.

Se quedaron fuera de la lista arriba: Baruc y Daniel. Baruc es un profeta cuyo libro se encuentra solamente en la LXX y que por algunos es identificado con su tocayo Baruc, el secretario de Jerem铆as. En cuanto a Daniel, su libro es un apocalipsis y por eso en la Biblia Hebrea est谩 entre los 鈥淓scritos鈥.

Cuando se habla de 鈥渓iteratura prof茅tica鈥, es obvio que se habla de profetas escritores. Pero cada uno de los libros prof茅ticos de nuestras biblias tiene una historia narrativa bastante compleja. En primer lugar, el orden de los libros no es equivalente al orden cronol贸gico en el que actuaron los profetas: Oseias es posterior a Am贸s y, sin embargo, el libro de Amos fue puesto despu茅s de los libros de Oseias y de Joel (cuyo per铆odo de actividad aun causa pol茅micas). Segundo, hay tambi茅n cuestiones referentes a la autor铆a de los libros prof茅ticos. Malaqu铆as, por ejemplo, es una palabra que significa 鈥渕ensajero de Yhwh鈥: se trata de un nombre pr谩cticamente inventado para atribuir a 茅l el 煤ltimo libro de los Doce Profetas. Y hay tambi茅n trechos en Isa铆as y en Zacar铆as (adem谩s del propio Malaqu铆as) cuyos verdaderos autores son an贸nimos, sin hablar de Jonas, que no es autor, sino el protagonista del libro que lleva su nombre.

6.3 El mensaje de los profetas

En lo que se refiere al mensaje de los profetas, el mismo est谩 ligado al per铆odo hist贸rico y al lugar en el que ejercieron su actividad. El marco fundamental es el exilio (586-537 a.C.). Este per铆odo de aproximadamente cincuenta a帽os divide a la historia del pueblo de Dios en un 鈥渁ntes, durante y despu茅s鈥 que se refleja n铆tidamente en el mensaje de los profetas, principalmente los profetas de Jud谩 (reino Sur).

En forma sint茅tica, es posible resumir as铆 el mensaje de los profetas escritores:

  • antes del exilio: 鈥溌onvi茅rtanse!鈥
  • durante el exilio: 鈥溌oraje!鈥
  • despu茅s del exilio: 鈥溌amos a unirnos!鈥

Cronol贸gicamente, as铆 es posible situar a los profetas escritores:

  • En Israel o Efraim (reino Norte):聽antes de la ca铆da de Samaria (721): Am贸s (卤 780) y Oseias (卤 760).
  • En Jud谩 (reino Sur):聽antes del exilio en Babilonia (hasta 586): Isa铆as de Jerusal茅n (740-701); Miqueias (727-701); Sofon铆as (卤 630); Jerem铆as (627-586); Naum (卤 612 ?); Habacuc (卤 600) y la primera parte de la profec铆a de Ezequiel (593-587).
  • Durante el exilio en Babilonia (entre 586 e 539): la segunda parte de la profec铆a de Ezequiel (587-571) y el Segundo Isa铆as (550-539).
  • Despu茅s del exilio, en Jerusal茅n, en los primeros a帽os de la reconstrucci贸n (537 en adelante): el Tercero Isa铆as (538-510), Ageu (卤520) y Zacar铆as 1-8 (卤520).
  • Hay tambi茅n profetas y libros prof茅ticos de fechas inciertas, algunos de ellos quiz谩s del per铆odo helenista: Malaqu铆as, Zacar铆as 9-14, Abdias, Joel, Jonas, Baruc e Daniel.

7 Antiguo Testamento y Palabra de Dios

Para los cristianos, Cristo es la plenitud de la revelaci贸n de Dios; en otras palabras, Cristo es una perfecta manifestaci贸n de Dios y en 茅l, por lo tanto, la revelaci贸n encuentra su cumplimiento. La lectura cristiana de las Escrituras adopt贸 esquemas sustancialmente b铆blicos para explicar la relaci贸n entre los dos Testamentos y as铆 afirmar que el Nuevo termina lo que el Antiguo hab铆a comenzado. Tales esquemas son:

  • continuidad y discontinuidad (novedad);
  • preparaci贸n y cumplimiento;
  • figura y realidad;
  • promesa y realizaci贸n.

Sin embargo, es un gran error (una herej铆a) afirmar que el Antiguo Testamento solo tiene valor en funci贸n de lo Nuevo, o que el Antiguo es la Palabra de Dios solamente porque fue legitimado, completado y corregido por el Nuevo. 隆No!

El Antiguo Testamento vale por s铆 mismo y es Palabra de Dios tanto como el Nuevo. Es decir, el Antiguo Testamento no depende del Nuevo para ser Palabra de Dios y no es, en ninguna hip贸tesis, reemplazado por el Nuevo. 隆Al contrario, el nuevo se enra铆za en el Antiguo, de modo tal que es necesario conocer mucho el Antiguo Testamento para comprender un poco del Nuevo!

C谩ssio Murilo Dias da Silva, PUC-RS. Texto original en Portugu茅s.

8 Referencias bibliogr谩ficas

Guijarro Oporto, Santiago & Salvador Garc铆a, Miguel, eds. Coment谩rio ao Antigo Testamento. 2 vols. S茫o Paulo, Ave Maria, 20093.

R枚mer, Thomas; Macchi, Jean-Daniel & Nihan, Christophe, orgs. Antigo Testamento – hist贸ria, escritura e teologia. S茫o Paulo, Loyola, 2010.

Zenger, Erich et alii. Introdu莽茫o ao Antigo Testamento. S茫o Paulo, Loyola 2003 (B铆blia Loyola, 36).

Para saber m谩s:

Carmody, Timothy R. Como ler a B铆blia. Guia para estudo. S茫o Paulo, Loyola 2008.

Charpentier, 脡tienne. Para ler o Antigo Testamento. S茫o Paulo, Paulus 1986 (Entender a B铆blia).

Drane, John, org. Enciclop茅dia da B铆blia. S茫o Paulo, Loyola – Paulinas 2009.

Harrington, Wilfrid J. Chave para a B铆blia. S茫o Paulo, Paulus 19978 (Biblioteca de Estudos B铆blicos).

Schmid, Konrad. Hist贸ria da literatura do Antigo Testamento. S茫o Paulo, Loyola, 2013 (B铆blia Loyola, 65).

[1]聽En la Biblia Hebrea, el Libro de Ruth pertenece al conjunto de libros denominados 鈥淢eguillot鈥,聽 y est谩 en el tercer bloque de libros, o sea, de los Escritos.